Prótesis mamarias, ¿Poner por delante o por detrás del Músculo?

Protesis de Mama
Es muy común encontrar en la consulta de cirugía plástica pacientes desorientadas y exigiendo al cirujano la colocación de prótesis detrás del músculo. Y se refieren a las amigas diciendo que a esta persona le quedó mejor el busto para que el cirujano le pongo la prótesis detrás del músculo, o caso contrario que le quedó mejor que la inclusión protésica le fue colocada delante del músculo. Quisiera en este artículo hacer varias acotaciones, y así tratar de aclarar muchas dudas frecuentes en casi todas las pacientes al respecto. Se puede decir que ninguna persona es igual a otra y por tanto cuando nos llegan al consultorio de cirugía plástica hay que tratarlas como una individualidad. 

La colocación de prótesis detrás del músculo en realidad está indicada en pacientes muy delgadas, que tienen poco tejido glandular. Y eso se sabe pellizcando con la pulpa de los dedos la mama. Si el tejido que queda entre los dos yemas es mayor de 2 cm en este caso hay suficiente cobertura para la prótesis y así se podría poner delante del músculo sin ningún problema. Y es que la única razón de colocar detrás del músculo es para evitar el rippling que es cuando se ven ciertas ondulaciones producidas por el implante en la piel de la mama.

Así como podemos observar en este caso.
Por tanto en este tipo de paciente es imperativo ponerse detrás del músculo.
Aunque con el advenimiento de nuevas técnicas y diferentes tipos de prótesis, este defecto se puede corregir sin necesidad de hacer un abordaje retro muscular, ya que al realizar esta técnica se corta el músculo pectoral mayor y pierde la su funcionalidad en un 50%, viéndose reflejado en la disminución de la fuerza de la paciente.
Así que para corregir un defecto estético estamos dándole a nuestra paciente un defecto funcional.
Con esto podríamos concluir que lo mejor es hacer una técnica que no haga en nuestra paciente un defecto funcional y mantenga los cánones de la estética y en este caso sería la retro glandular, que no hace cortes musculares y en manos expertas ofrece una mejor apariencia a la mama implantada.

Google+ Followers